ENTREVISTAMOS A TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO, GANADORES DEL II PREMIO RUIDO

TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO: “LO NUESTRO SON LAS CANCIONES, NO LA BÚSQUEDA DEL ÉXITO”

 

Entrevista por David Saavedra.

Foto de Rodrigo Mena. 

 

Desde su debut en 2007, los gallegos Triángulo de Amor Bizarro se han labrado una de las trayectorias más ejemplares en nuestro pop independiente, refrendada tanto en sus cuatro notables álbumes como en unos directos siempre intensos, infalibles. Hace ya casi un año que Rodrigo Caamaño (voz y guitarra), Isa Cea (voz y bajo), Zippo (teclados y guitarra) y Rafa Mallo (batería) publicaron “Salve Discordia”, un trabajo sorprendente en el que han incorporado nuevas referencias a su universo: desde la mitología y la filosofía del discordianismo hasta el sonido de grupos como Hawkwind, potenciando aún más su salvaje personalidad sin perder su esencia en la búsqueda de la canción pop adictiva, romántica y macarra. Tras rodarlo por todo el país a lo largo de 2016, el 20 de enero, de la mano de The Live Club, será la presentación propiamente dicha del álbum en Madrid. En esta entrevista, es Rodrigo quien toma la voz para contarnos un montón de cosas acerca del grupo.

 

¿Qué momento destacaríais de lo que lleváis de gira?

Probablemente las presentaciones en A Coruña, tanto en el Playa Club como en el festival Noroeste en la playa de Riazor, sobre todo porque es donde comenzamos. Aún hace poco estuvimos viendo metraje rescatado de los primeros conciertos en Coruña y me resulta sorprendente que después de estos años aún sigamos por aquí.

 

Con “Salve Discordia” tocasteis en Madrid en un par de festivales y, en diciembre del pasado año, en el Ocho y Medio, antes de que saliera el disco. ¿Haréis el repertorio habitual de la gira?

Cambiaremos cosas. En primer lugar, tocaremos entero el disco, algo que ya hemos hecho en otras ciudades pero en Madrid no. También recuperaremos canciones que tenemos un poco olvidadas en esta gira y que nos apetece volver a interpretar, ya que podemos retomarlas en fresco y adaptarlas a como somos hoy en día. Últimamente hemos recuperado algunas canciones del primer disco, pero las estamos interpretando de modo más cercano a la idea original que cuando se grabaron o como se tocaban por entonces, como “Isa vs El Partido Humanista”. También tocaremos por primera vez en directo “A Cantiga de Juan C”, que con todo el lío de la gira no pudimos prepararla para directo en condiciones. También puede que presentemos algo de material nuevo, tenemos algunas ideas que nos gustaría probar. Vamos, que sí será un concierto especial para nosotros, y espero que para todos los que vengan a vernos.

 

Diría que vuestra popularidad ha ido aumentando poco a poco desde el primer álbum. ¿Ha seguido siendo así este año?

Sí, concierto a concierto y disco a disco, hemos permanecido y hemos crecido. La única vez que pensamos que podíamos tocar techo fue con el segundo, “Año Santo”. Tardó mucho en funcionar, nos papamos la bajona comercial de segundo disco de pleno, pero creo que remontamos desde ya hace tiempo. Freno no nos ponemos, pero tampoco nos hemos dejado llevar por expectativas disparadas, ni hemos intentado, por llegar a más gente, hacer cosas que nos alejasen de la esencia y la filosofía que nos marcamos desde el principio. Queremos llegar a todo el mundo posible: yo en esto soy cero elitista, que sigo viviendo en mi pueblo, Abanqueiro, por algo. Pero queremos hacerlo a nuestra manera, no siguiendo el camino que marca la industria, ya que creo que lo único que se consigue así es destrozar grupos. Es cierto que ahora la gente nos conoce más y, sobre todo en los conciertos, se nota mayor complicidad en el público: Digamos que después del primer disco, que mucha gente tomó con cierto recelo dado el revuelo que levantó, nos hemos dedicado a intentar convencer de que lo nuestro son las canciones, no la búsqueda del éxito a toda costa ni el reconocimiento. Aún a día de hoy, si todo esto merece la pena es por los momentos en que das un concierto decente, la gente sale contenta y nosotros también y, por encima, has conseguido expresar algo en un escenario. Hacer música es lo que más nos gusta pero precisamente por intentar convertirlo en una forma de vida, a veces no es a lo que más tiempo le puedes dedicar: Por ejemplo, en algunas épocas nos dedicamos más horas a conducir que a otra cosa.

 

Precisamente te quería preguntar qué tal lleváis la vida en la carretera. Percibo a menudo que la profesionalización conlleva que tengáis que hacer recorridos absurdos, lo cual se agrava más al vivir en una esquina de la Península.

Pues se va llevando. Está claro que para meterte treinta o cuarenta horas a la semana en una furgoneta ya te puede gustar lo que hagas al llegar. Cuando casi todo el mundo cree que estamos trabajando, no lo estamos. Cuando tocamos es el momento de disfrute, pero ese realmente no lo consideraría un trabajo. A veces, cuando la cosa se complica, entonces sí, ya que tienes que ser profesional y darlo todo igualmente. Pero normalmente lo estás pasando bien tocando y cantando tus propias canciones, no se me ocurre mejor cosa que hacer. El trabajo es todo lo demás, lo que no se ve: los viajes, la carga y descarga, todo el curro de producción de la oficina, el riesgo, las enfermedades o las lesiones...como un día alguno nos lastimemos una mano, nos pase algo grave en la voz, o Rafa se lesione tocando la batería y tengamos unos meses de paro forzoso, a lo mejor se acaba el tema y nos vamos directos al baúl de los grupos de culto, que básicamente vale para menos aún que los premios a toda una carrera. En cambio, con la legislación en la mano, resulta que estás en un limbo: cuando tú crees que no trabajas, para el Estado sí, y cuando tú crees que estás trabajando, a efectos laborales estás de paseo. Este país está atrasado en muchas cosas y, desde luego, en la legislación laboral, adelantado no está. Seguimos en el gremio de artistas y toreros, se nos sigue considerando parte de la farándula, cuando en realidad es un trabajo por cuenta propia y muy duro en bastantes momentos.

 

Habéis tocado en EE UU, en el festival de la Luz, organizado por Luz Casal en Boimorto (A Coruña), en el mítico programa de la Televisión de Galicia “Luar” y en Argel. ¿Cuál de esas experiencias os pareció más surrealista?

Argel, seguramente. Argelia es un país extraño. Apenas hay turismo. Ni siquiera en la capital, más allá del contacto con Francia, con lo que los conciertos de rock and roll no son muy habituales. Quizás por eso, tocamos en una sala de unas 2000 personas llena con gente corriendo sin camiseta y con los gendarmes detrás. Lo de “Luar” lo veo como una victoria. A lo mejor nos descubrió más gente ese día que durante años de conciertos en Galicia. Y, desde luego, para la familia fue un reconocimiento. De hecho, fue una experiencia estupenda. Nos apetecía hacer un playback al antiguo estilo, nos trataron genial en el programa y conocimos a Gayoso (n del a: presentador del programa e icono máximo de la cultura popular en Galicia). ¿Qué más se puede pedir estando en una banda gallega?

 

Hablando de Argel, tengo entendido que tuvisteis que cambiar una letra (“hijos de puta” por “comed la fruta”). ¿Es cierto?  

Completamente. En el concierto había un grupo de estudiantes de español, y vino el profesor al camerino diciéndonos que había escuchado esa canción en la prueba (“El himno de la bala”) y nos requirió si podíamos cambiar un poco la letra, ya que allá en Argel esa expresión estaba muy mal vista. Y, bueno, accedimos, por pura educación más que nada. Un poco también porque no había necesidad de valentías gratuitas en Argel.

 

¿El título “Baila Sumeria” es un juego de palabras con “Bernard Sumner” –cantante de New Order, grupo al que la canción se parece bastante- o me he pasado de listo?

¡Hostia!, pues ojalá se nos hubiese ocurrido, me parece bastante guay. Me encantan ese tipo de juegos en las canciones, y entraría perfecto en la temática del disco. Algo que sí intentamos siempre es dar pie a esas interpretaciones, ya que pueden salir cosas como esta, así que si para ti existe esa conexión, para nosotros también, aunque no la ha hubiésemos visto hasta que se te ocurrió.

 

 “A Cantiga de Juan C” es una versión en gallego de la canción folk de las Bahamas “The John B Sails” y que fue adaptada por los Beach Boys en “Pet Sounds” como “Sloop John B”. La grabasteis para Radio 3 como parte de un homenaje al 50 aniversario de ese disco. Ese Juan C es Juan Cea, el hermano de Isa, que vive en Madrid y tocaba con el grupo Trajano!, ¿no?

Sí, claro. Juan Cea, es el emigrado oficial de la familia hoy en día. Aún lo echan mucho de menos en Rianxo y Boiro. Aprovechamos la oportunidad para grabar de una vez una canción en gallego: es de esas cosas que fuimos dejando y lo cierto es que nos arrepentimos de no haberlo hecho antes. Es una canción tradicional marinera y, nosotros, como todos los gallegos, tenemos muchos familiares  y amigos embarcados o emigrados, así que era la canción perfecta para hacerles nuestro pequeño homenaje o, por lo menos, esa era la voluntad. No la hemos tocado aún en directo, necesitamos adaptarla antes al formato cuarteto, ya que en la grabación hay un montón de pistas. Ahora que tenemos unos días en Navidades, nos pondremos a ello para tocarla el año que viene, empezando por Madrid.

 

Al hilo de esto, veo que tenéis muchas versiones chulísimas dispersas por ahí: Hidrogenesse, Julieta Venegas, Franco Battiato, Ataque de Caspa, colaboraciones con Mala Rodríguez y Jorge Ilegal. Incluso una remezcla de La Bien Querida que es casi una versión, un tema para Fundación Robo… ¿Se os ha pasado por la cabeza sacar un disco recopilando ese material?

¡Gracias! Sí, es curioso, ya que nunca nos llamó mucho hacer versiones, ni siquiera cuando empezábamos, pero cuanto más lo decimos más lo hacemos. Al final son casi siempre propuestas que, por lo interesante que nos resulta, no podemos decir que no, y con las que puedes probar cosas un poco disparatadas, y que te obligan a pensar de otra forma diferente a la habitual a la hora de grabarlas. Sobre recopilarlas… No sé si funcionarían todas juntas, ya que cada una se hizo en un momento muy diferente, y por el sonido, creo que sería difícil lograr una continuidad aunque, bueno, a lo mejor con un buena masterización se arregla. Realmente me veo más cerca del disco de directo que de la recopilación de rarezas. Otra cosa que me pesa en todos estos años es no haber grabado, aunque fuese con poca calidad, todos los conciertos.

 

¿Cuál es la pregunta de la que estáis más hartos?

La del nombre del grupo. Sobre todo porque, años después, aún sigo sin asimilarlo y porque tampoco tenemos una bonita historia que explique su origen.

 

¿Hay muchos falsos mitos sobre TAB de los que seáis conscientes?

Si me lo preguntas es porque supongo que sí, aunque a  nuestra aldea no nos llegan muchos. Había una hace tiempo que decía que en directo matábamos una gallina. Me hacía bastante gracia, sobre todo porque somos todo lo contrario: sigo rescatando las arañas que encuentro en casa con un vaso y liberándolas en el jardín.

 

Aún conservo vuestra primera maqueta, cuya portada era en papel de lija. ¿Tenéis alguna anécdota de alguien que hubiese roto con ella el disco que estaba colocado a su lado, o algo similar?

Aún a día de hoy me encuentro con gente que la recuerda. Cada poco tiempo alguien me dice en algún concierto que tiene una. Es emocionante que haya gente que se acuerde de una maqueta de hace 11 años. Realmente el mérito de lo de las maquetas-moquetas es de Julián (Ulpiano), nuestro batería de entonces, que era el que se curraba todos los diseños.

 

Uno de vuestros componentes, Zippo, compagina todavía el grupo con la que diríamos que es su banda principal, SraSrSra. ¿Es cierto que, al contrario de lo que suele ser habitual, le habéis prohibido que deje su otro grupo para dedicar todo su tiempo a TAB?

Sí, claro, sigue ahí a tope con el Víctor (n del a: el otro componente de SraSrSRa). Ensayan casi todas las semanas y, de hecho, creo que tocan ahora en diciembre. Realmente seguimos funcionando igual que siempre: ensayando mucho, ahora que estamos en gira menos, y tocando siempre que podemos.

 

¿Qué grupos os gustan más en este momento y recomendaríais escuchar?

De España me gustan mucho Juventud Juché, Fasenuova, Los Punsetes, Pablo Und Destruktion...De Galicia un montón: Jay, Malandrómeda, Dois, Disco Las Palmeras!...

 

Antes salió el nombre de Ataque de Caspa y ahora el de Los Punsetes, que están conectados por una canción de los primeros que versionan los segundos, “Viaje a Egipto”. Hace poco leí en algún sitio que en las fiestas de vuestra parroquia, Abanqueiro, se rifaba un viaje a Egipto, pero la broma era que no se trataba del país, sino de un núcleo de población colindante que se llama así. ¿Compartís ese espíritu de retranca?

Sí, eso se hizo algunos años, lo que pasa es que antes había tres fiestas al año en la parroquia y ahora solo se hace la fiesta de Egipto, con lo que cantaría más el sorteo. La retranca es parte básica. De hecho, utilizar retranca sobre retranca sobre retranca hasta disolver la retranca original es uno de nuestros métodos favoritos para componer.

 

 

Cargando