LEÓN BENAVENTE : CUATRO EN LA CARRETERA

THE LIVE CLUB: Estáis repartidos entre Madrid, Zaragoza y Barcelona. ¿Es la A-2 vuestro local de ensayo?

LEÓN BENAVENTE: No exactamente, aunque sí es la autovía por la que vamos siempre a Mozota, un pequeño pueblo a las afueras de Zaragoza donde ensayamos.

 

TLC: Hemos podido leer varias explicaciones del porqué del nombre del grupo. ¿Hay alguna nueva que queráis darnos? Podéis poneros creativos.

LB: Nos gustan las que se han dado hasta ahora. Nos parecen ya suficientes.

 

TLC: La mayor parte de vuestras canciones están escritas en primer persona, ya sea singular o plural. ¿Sois conscientes de que muchos oyentes pensarán que son autobiográficas?

LB: Todas las canciones se nutren de lo que vivimos, así que, en cierto modo todas las canciones son autobiográficas. Nuestras canciones siempre hablan de lo que tenemos alrededor, de nuestro día a día, y de las relaciones del ser humano con todo lo que le rodea. No pretenden ser un diario personal sino, más bien, una crónica de lo que vivimos.
 

TLC: Volvéis a autoproduciros en vuestro nuevo álbum, 2: ¿No queréis que nadie meta mano en León Benavente?

LB: Estamos abiertos a todo, pero por el momento éste es nuestro método de trabajo y nos gusta.

 

TLC: Entre todos los tipos de persona que se citan en Tipo D, ¿cuáles se podrían aplicar a los miembros de León Benavente?

LB: Esperemos que ninguno de ellos.

 

TLC: 2 acaba con Habitación 615, un diario de viaje de una gira por México. Todos los grupos españoles hablan maravillas de sus experiencias en el país norteamericano. ¿Qué es lo mejor de salir de España y conocer un público nuevo como el mexicano?

LB: Ir a tocar fuera de tu país de origen es siempre una aventura. Aunque hagas el mismo concierto todo parece distinto, todo está en otro contexto. En el caso concreto de México todo es mucho más apasionado, extraño a veces, pero siempre una experiencia que quieres repetir, que engancha. Hemos visitado México en ocho o nueve ocasiones y siempre nos sorprendemos con algo nuevo.

 

TLC: En un momento de Habitación 615 se dice “si las canciones están bien hechas, no hacen falta explicaciones”. ¿Os cansa que se os pregunte por significados de vuestras canciones?

LB: En realidad es así, aunque la frase suene un poco a sentencia. Una canción debería ser capaz de emocionar (o de transmitir cualquier tipo de emoción) sin que nadie te la explique.

 

TLC: Citándoos a vosotros mismos en la canción Aún ni ha salido el sol: “¿Recuerdas cuándo fue la última vez que escuchaste a los Smiths, a la Velvet o a los Can? ¿Sigues sintiendo algo grande?”.

LB: Sí, bien podría funcionar como una pregunta retórica. Pero seguro que mucha gente se pregunta lo mismo. Muchas veces parece que hemos ido perdiendo algo por el camino.

 

TLC: El éxito os ha llegado tras participar en muchos otros proyectos, con un buen grado de veteranía. ¿Os imagináis cómo os lo hubierais tomado si os llega con 20 años?

LB: Es algo que nunca nos hemos preguntado. Estamos contentos de que todo haya llegado en este momento y no en otro.

 

TLC: Con el primer disco León Benavente subió como la espuma casi de la nada, de ser "el grupo de los músicos de Nacho Vegas" a llenar salas y convocar miles de personas en festivales. ¿En qué momento concreto os disteis cuenta de que esto empezaba a funcionar muy bien?

LB: Notamos algo especial tras el concierto que dimos en Sonorama en 2013. Creo que el boca a boca de ese concierto hizo que mucha gente fuese a vernos a las salas ese otoño.

 

TLC: ¿Cuál es el tópico sobre León Benavente que más se repite y más os molesta cuando se habla de vosotros en la prensa?

LB: Supergrupo. No nos molesta, más bien nos da igual. Pero es un topicazo.

 

TLC: 2 es un disco oscuro y duro en lo musical. ¿Cómo será el directo? ¿Variará mucho respecto a la anterior gira?

LB: Hemos trabajado en el disco pensando mucho en el directo. Queremos concebirlo casi como un espectáculo, pero sin que deje de ser un concierto de rock.

 

Cargando